Carta de despedida para BBVA: os invito a tod@s a sacar vuestro dinero

Rompiendo mi tarjeta de BBVA

Rompiendo mi tarjeta de BBVA con unas tijeras muy corporativas como podéis ver...

Esta es el email que he enviado a defensordelcliente@grupobbva.com y servicioatencioncliente@grupobbva.com en su ‘eficiente’ servicio de quejas y sugerencias:

Llevo 12 años con mi dinero en BBVA. Fue mi primer banco (desde los 17) y he mantenido mi nómina con vosotros desde que empecé a trabajar. Ahora, por temas que no vienen al caso, me quedé en el paro. Pues bien, desde entonces comenzasteis a cobrarme unas COMISIONES ABUSIVAS y desorbitadas varias veces al año, apretándome aún más las tuercas si cabe. A este gesto tan ‘solidario’ hay que unirle un profundo descontento sobre todo con la red de cajeros BBVA, siempre fuera de servicio, con problemas técnicos, sin dinero… Esta es una queja que además comparto con la mayoría de los usuarios de mi entorno.

Siguiendo con el tema de mis ‘sugerencias’, no me parece lógico que en pleno siglo XXI haya determinadas operaciones que no se puedan hacer desde Internet o en cualquier oficina de la entidad. Ahora vivo en Málaga, pero mi  oficina está en Madrid y se han negado a realizar varias gestiones desde aquí porque NO ES POSIBLE. Es increíble pero cierto… 

¿Y os preguntaréis por qué no cambias tu oficina a Málaga? Pues para cambiarla hay que hacer un proceso de migración que aquí mi querido BBVA sólo hace un par de veces o tres al año. Y siempre que voy a activarla, me dicen que me espere a la próxima, ¿¿¿pero cuándo es la próxima??? En fin también se trata de un proceso muy ‘eficaz’ (entiéndase las comillas como modo irónico, claro).

Respecto a la gestión que no pude realizar desde Málaga, se trata de ni más ni menos que la solución a un DESCUBIERTO. Os cuento: intentado ganarme la vida como freelance y haciendo ‘trabajillos’ sueltos ante la falta de un empleo estable, recibía cada mes una determinada cantidad de dinero bastante pobre. Mi pagador se despistó un mes y aquí mi banco ‘amigo’ me cobró 30 euros por este descubierto tras pasarme la cuenta de la tarjeta de crédito: 30 euros a los que hay que sumar los 30 en comisiones por mantenimiento. Esto ya es lo último, hasta aquí hemos llegado.

Tras decenas de llamadas e emails a mi oficina de Madrid (concretamente la oficina de Calle Alcalá 586) llegando a hablar incluso con la Directora Comercial (una tal Lola si no recuerdo mal…), se hizo el COBRO LEGAL PERO NO ÉTICO de estos 30 euros por un descubierto que por cierto solucioné al día siguiente de producirse (es decir, hice un ingreso para cubrirlo).

Ahora, que al fin he encontrado trabajo y con una nómina aceptable, ¿sabéis lo que le digo al BBVA? ADIÓS, gastad menos en marketing y más en formar a las personas que trabajan para vosotros en CRM, trato al cliente y sobre todo mejorar vuestras políticas de cara a conservar a vuestros usuarios en lugar de tanto dinero en captación de nuevos… Para mí ya es tarde, me ‘mudo’ a ING. Y a todo el que lea esto le aconsejo lo mismo…

Para terminar, y esto sí que es ya para llorar ya, cuando fui a cerrar mi cuenta me dijeron que NO PODÍA LIQUIDARLA porque tenía hecho un gasto con VISA de crédito y hasta el día 5 (este viernes) no me lo pasaban a la cuenta corriente. ¿De verdad es tan difícil liquidar una cuenta y restar los gastos de visa al saldo actual de débito de mi cuenta? 

Lo dicho… ADIÓS A BBVA para siempre. El próximo viernes 5 de agosto AL FIN CIERRO MI CUENTA (si me dejáis, claro).

A tod@s los que leáis esto, os invito a compartirlo y denunciar así las prácticas abusivas de los bancos! No pueden hacer lo que les de la gana y nosotros no debemos permitírselo. Por cierto como blog de turismo mochilero, en el próximo post os hablaré de la mejor tarjeta bancaria para viajar y sacar dinero de cualquier parte del mundo sin que te cobren un solo euro de comisión.

Anuncios

Que equivocada estaba Sara Montiel: “Fumar NO es un placer…”

Hoy 15 de noviembre es uno de tantos días en los que se celebra como de los No fumadores así que tras el post sobre las ventajas que tiene dejar de fumar y con el peligro de parecer un pesado con el temita, me veo en la obligación de hacerle un ‘anti homenaje’ a Sara Montiel y a su Fumando espero porque no podía estar más equivocada… Aquí va la letra de esta mítica canción que todos hemos imitado, cantado, tarareado…

Fumar es un placer genial (si ‘genialísimo’, que alguien me cuente dónde está el placer de ser una chimenea de alquitrán y humo)

sensual (sobre todo cuando besas a alguien que sabe a cenicero)

fumando espero al hombre a quien yo quiero (hay mejores formas de esperar, seguro… ¿comiéndote una tarta de queso? 🙂 )

tras los cristales de alegres ventanales (ahí es donde están ahora los fumadores en zonas restringidas entre cristales, sí, ahí sí que tiene razón….)

y mientras fumo mi vida no consumo (MENTIRA con mayúsculas, consumes años y calidad de vida, además del bolsillo…)

porque flotando el humo me suele adormecer (¿qué fumaba esta buena señora?)

tendida en la ‘chesló’ (¿¿ches qué?? Gracias a Sara he descubierto que viene del francés ‘chaise longue’… que viene a ser literalmente silla larga o diván)

Fumar y amar (no sé a vosotros pero yo prefiero amar y amar y amar… una y otra vez 😉 )

ver a mi amante solícito y galante (antes fumar se consideraba estiloso, ahora fumar ‘echa para atrás’ a muchos ‘amantes’)

Sentir sus labios besar con besos sabios ( repito, para un no fumador besar a alguien que fuma es muy muy desagradable)

al devaneo sentir con más deseo (¿sabíais que está probado que fumar provoca impotencia…?)

cuando sus ojos veo sedientos de placer (lo dicho, si tu amante llega y te encuentra adormilada, con peste y sabor a tabaco en una habitación llena de humo… igual coge la puerta y se da media vuelta querida Sara…)

Así que vosotros mismos… por cierto al final del vídeo sale Maira Gómez Kemp, que la mítica presentadora de televisión, que ha sufrido un cáncer de lengua por culpa del tabaco… 😦

Un año sin fumar: el ANTES y el DESPUÉS de un ex fumador

Isma fumador - Isma 'deportista'

¡¡¡Bombazo!!! Algunos me habéis amenazado con sacarlas a la luz, otros lo habéis hecho y habéis recibido mi furia desatada, pero todos lo estabais esperando: la foto del ANTES y el DESPUÉS. Aquí tenéis mi foto del Isma de antes, sí, este Isma que véis arriba es el que se comió al de al lado… Para ser exactos en esa foto pesaba 55 kilos más de los que peso ahora y  eso fue hace tan solo 5 años. ¿Y a qué se debe que la publique hoy?

Pues hoy hace 1 año exacto que dejé de fumar y tenía pensado hablaros de las bondades para la salud que tiene dejar de fumar, pero para eso ya están los periódicos, así que mejor algo más personal… Con esto quiero echar abajo el excusa trilladísima que todos los fumadores utilizan: “No me quito de fumar porque engordo”.

Pues bien ahí tenéis mi fotografía cigarrito en mano (esa concretamente es de la Erasmus en el año 2003) y la foto actual que me hice el pasado fin de semana haciendo senderismo: el Isma fumador y el no fumador (me siento un poco Aída de GH hablando en tercera persona, prometo no hacerlo más…). Así que fumadores del mundo, por favor TACHAD de vuestras excusas la de  no me quito de fumar porque engordo.

Aquí van otro buenos motivos para dejar de fumar, felicitadme porque llevo…

…un año sin asma, un año sin toser por la mañana, un año sin tener bronquitis, un año sin ponerme mascarilla de oxígeno en urgencias, un año sin usar el ventolín, un año sin pagarle a Philip Morris (concretamente llevo ahorrados 1.500 euros como mínimo, a paquete por día), un año sin preocuparme porque mis besos sepan a cenicero, un año sin que mi ropa y mi habitación apesten a humo (excepto cuando salgo a algún bar que AÚN no prohíbe fumar :/ ),  un año sin tener que preguntar desesperadamente en los aeropuertos por la zona de fumadores (y con lo que viajo…), un año sin buscar máquinas de tabaco a horas intempestivas, un año sin pedir fuego para ligar (ups.. esta se me ha colado 😉 ), un año sin tener que pedir permiso para fumar (cuando sabes que te van a decir que no les importa, aunque les moleste en realidad), un año sin sufrir en los lugares en donde se prohíbe, un año intentando controlar mi apetito (creo que lo ahorrado en tabaco me lo he gastado en dulces, eso sí cambiar el ‘humo’ como postre por tarta de queso, no está mal; digamos que es una adicción más sana…), un año saboreando mejor la comida; y un mes de mal humor comiéndome todo el chocolate que encontraba por el camino, tres meses envidiando a los fumadores y ocho compadeciéndome de ellos… Un año en el que me he hecho uno de los mejores regalos: mi salud.

Felicidades a todos los que llevamos un día, semana, mes o años sin fumar y sobre todo a los que estáis a punto de dejarlo…

Hoy es un buen día.

Razones para dejar de fumar hay muchas, encuentra la tuya 🙂

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.