Donde fueres, haz lo que vieres III: un día en el mercado…

En la galería podéis ver las fotillos de mis horas entre fogones y verduras! mmm…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me encantan los miércoles, es el día en el que estoy más excitado… (no penséis mal) y os preguntaréis ¿por qué…? Es el mercado local, donde vienen tod@s los agricultore/as de la zona a vender sus productos.  Diréis que es un poco triste que el día que más ansio de la semana sea el miércoles (antes eran los sábados… :-P), pero lo cierto es que disfruto como un buen amo de casa que soy, comprando las verduras y frutas más frescas y naturales que en ningún otro lado –y comiéndomelas después, claro-.

Tan naturales son que es normal encontrarse por ejemplo babosas y gusanillos en la lechuga… (pero como dice mi compi de piso, eso es buena señal: si una babosa está comiéndose tu lechuga significa que está rica y no hay productos químicos, ya sabemos… la sabia madre naturaleza…).

Así que este post se lo dedico a mi madre, a mi abuela, en general a las mujeres de la familia…  Ahora entiendo por qué mi madre siempre quiere ir a comprar al mercado de Atarazanas de Málaga. Si es que cada día soy más hombre de mi casa… así que si en un post dije que echaba de menos el Mercadona, ahora tengo que retirarlo. Lo siento por Hacendado… me quedo con el Mercado!!! (uy qué rima más chunga…) :-p

Para gustos, colores

Aunque hay que decir que tiene sus pros y sus contras, ya que una compra en Mercadona la harís en media hora y aquí necesitas por lo menos una y media para recorrerlo todo y visitar cada puesto; además no hay de todo, depende mucho de los productos de temporada. Normalmente cada tendero tiene su cuota de mercado según lo que cultiva y anda que no mola!😛 Te encuentras con el puesto de patatas de todos los colores, manzanas, un puesto sólo para fresas, otro de huevos, otro de champiñones y setas, especias… La verdad es que lo mejor es que aquí los vegetales aún conservan el saber y olor verdadero, porque lo que es en España…

Disfruto paseando y saludando a mis tenderos, que ya me conocen (si se portan bien y no me timan por ser guiri siempre vuelvo), y mis ‘charlillas’ dentro de lo que puedo defenderme con el búlgaro, claro… El otro día me decía el de las cebolletas que si yo era Don Quijote que él sería mi Sancho Panza (tendríais la barriga que ‘maneja’ el hombre…). En fin miles de anécdotas para pedir el peso que quiero o por ejemplo que quiero que me corte el pescado: Por cierto he flipado hoy cuando he visto el pescado tan fresco que literalmente saltaba de la cubeta…

Eso sí, hay que andarse con un con mucho ojo, porque hay un principio que es internacionaL, bueno dos: donde hay muchas abuelas esperando la cola significa que las verduras son buenas y baratas; pero también que como te descuides se te cuela una y anda que no da impotencia no poder decir nada… Aunque la que se me ha colado hoy ha tenido su ración, pero claro… en español!

2 pensamientos en “Donde fueres, haz lo que vieres III: un día en el mercado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: